Tuesday, August 01, 2006

Mentiras



Ángeles y duendecillos permiten explicaciones pintorescas para circunstancias de otro modo ordinarias. Gracias a ellos podemos justificar desapariciones y atrasos, en consideración de esto antes se les dejaba platillos de leche o parte de la recolección de alimentos, hoy en día recomiendo no olvidar decirle "gracias" al duendecillo que recibe los envases plásticos en el supermercado o al que deja caer la bebida para tí en la máquina (ya se sabe lo temperamentales que pueden ser éstos últimos). Así, con confianza podrás decir: es responsabilidad de ciertos espíritus el que no haya actualizado el blog antes, no fuí a tu lanzamiento porque leí signos adversos en la pantalla de un reproductor de mp3, no contesté tus llamadas porque mi teléfono decidió conocer mundo viendo que su reemplazo había llegado, llevándose consigo la agenda de teléfonos que con tanto esfuerzo había llenado entendiéndome a gritos con personas en un local o esquivando transeúntes en una esquina. Ángeles y duendecillos. Porque de otro modo, qué nos queda? Distracción y pereza. Desidia. Olvido. Y responsabilidades. Responsabilidades, vamos.

5 Comments:

Anonymous Cory said...

En fin... no ha de ser tan dificil asumir un olvido y entender un olvido no???... lo prefiero a verme en la obligación de escuchar mentiras no tan piadosas o ver como culpan a seres inocentes como los duendecillos que seguro no tienen nada que ver con el embrollo (que además seguro ni es tan embrollo)...

Vamos, esta buenisima tu historia y comic... tan ingenioso y gracioso para contar tus historias...

Besos

10:26 pm  
Anonymous bite love said...

wow!! imprecionada de las cosas que logras con el tiempo...y el tiempo.

estan muy poderosas las escenas.el humor jajaja. las subjetivas...wow

y por lo de tu celu...al mio que era el mismo que el tuyo tambien murio de pena. asi nada mas!

2:09 pm  
Anonymous shilenoweón said...

¡genial!, se nota la crecida en todos los aspectos.
salud y libertad.

12:46 pm  
Blogger Parche said...

Siempre hay algo o alguien a quien echarle la culpa.
Como de costumbre, un excelente comic. Este espacio sigue estado dentro de mis favoritos (y vaya que da gusto volver con historias como estas).
Como siempre, mis felicitaciones Juan, te las mandai.
Saludos Parchesianos.

1:20 am  
Blogger Jorge Manríquez A. said...

Yo tambien tengo un celular cansado, pero me dijeron q ahora podia comprar bebidas y pagar el metro con el, sera q entre ellos pueden conversar?


excelente, genial
felicitaciones!!!

11:16 pm  

Post a Comment

<< Home