Monday, January 10, 2005

Para que sirve la música

De vuelta en la oficina luego de que el acontecimiento importante de mi fin de semana fuera encerranos con M.T. A tratar de grabar algunas canciones, a partir de las ideas-gérmenes que nos hemos venido mostrando por unos mmm...cuatro meses?
Me recuerdo hace un par de años, en el departamento que compartía con un amigo, haciendo algunas consideraciones sobre música popular, usando ese típico objeto abstracto de crítica que es “la gente”, diciendo “Algo que no haría en este momento es empezar una banda. Aunque tuviera las ganas o la energía necesaria -que creo que se tiene defintivamente a otra edad-está el hecho de que a la gente, en realidad, no le gusta la música. Lo que le interesa a todo el mundo, son algunos usos de la música, como elemento necesario para bailar, por ejemplo, o como excusa para saltar y gritar,para conectarse, para una lista de usos que dejan en un lugar muy modesto escuchar la música, escucharla en serio. Por eso los Djs. En algún momento empezó a ser obvio que es mejor negocio llenar un local con un tipo con unas tornamesas que con una banda y todos los requerimientos técnicos y de transporte que una banda tiene.”
(Seguro que no lo dije así, y tampoco voy a reproducir los sorbos del vaso que tenía en la mano)
El punto es que mucho de mi queja sigue teniendo sentido para mí incluso hoy que los Djs de música electrónica se han transformado en personajes medio caricaturizados por la gente. Sigo pensando que hay mucho de majadería en eso de que la música es una especie lenguaje universal (en realidad más que majadero me parece falso, como lo de que “una imágen vale por mil palabras” o que “la libertad de uno termina donde empieza la del otro” y otras cabezas de pescado que a uno le encajan cuando chico.) Sigo creyendo que la música es popular por sus usos y no por si misma, que la mayoría prefiere las pegajosas melodías rocanroleras con que empezó Beatles, a las canciones posteriores con que abrirían para siempre el espectro de lo que es posible en la estructura de una canción.Y aquí estoy, empezando una banda, juntando notas y tratando de encajarle letras, escuchando un dico de David Sylvian sólo para copiarle un fraseo, reconsiderando estilos y ritmos.Afectado de un entusiasmo envidiable que me lleva a hacer todo lo que en la teoría miro con más pesimismo que la cresta. Me pregunto cuanto durará.
En cuanto a la grabación, bueno, fue buen comienzo, lo que quiere decir que es más o menos mala, que canté de un modo forzado y encajando las frases a martillazos en la música, que se saturaron algunas baterías, que quiero cambiar la letra de la canción españolada que quiere parecerse a tindersticks, pero que en defintiva fue placentero de hacer y más que eso, era necesario. Ahora que tenemos un nombre -Piloto- y que descubrimos algunos recursos de percusión que no habíamos probado, que planeamos volver a grabar en un par de semanas, ahora que el proyecto está andando, tengo la sensación que me hacía falta hace un tiempo y que aunque es una ansiedad, se parece mucho a la calma.

2 Comments:

Blogger Samanta said...

LA libertad de uno termina donde empieza el mundo.

12:39 am  
Blogger joaquin felipe said...

me gustaria saber si realmente sirve tener otros tipos de musica como la rock o la electronica, que llevan a que las personas se enloquen y aveces las vuelven sordas

3:20 pm  

Post a Comment

<< Home